América Femenil tuvo esta noche un compromiso por el orgullo en la cancha del Estadio Azteca. Las Águilas recibieron a Cruz Azul con la obligación de ganar para terminar con una racha negativa de tres partidos consecutivos sin conocer la victoria, lo que las forzaba a hacer valer su condición de local para también mejorar de momento su posición en la clasificación general.

El juego no fue sencillo para las de Coapa. Las Celestes presentaron un partido complejo en el que por momentos el equipo dirigido por Craig Harrington sufrió, particularmente en jugadas a balón parado en donde las marcas se complicaron. Claudia Cid y Daniela Monroy pusieron pelotas en el poste para las visitantes que no les permitían romper el cero.

 

Por parte de las azulcremas, batallaron para generar en el primer tiempo ocasiones de peligro. Esfuerzos aislados de Palacios y Mauleón las acercaban al área cementera, pero no había acciones que inquietaran a la portera Itzayana González; sin embargo, con las modificaciones para el segundo tiempo las cosas cambiaron.

Daniela Espinosa salió de la banca con su 10 en la espalda y el gafete de capitana en el brazo para romper el cero. La delantera recibió la pelota en el área, encaró y tan pronto como encontró ángulo de tiro no pensó dos veces para disparar potente y cruzado. Así llegaba el gol americanista que las ponía al frente.

 

 

Cruz Azul no bajó los brazos y siguió en busca del gol hasta que lo encontró. Fue en un tiro de esquina en donde Masciarelli no pudo rechazar de puños y terminó dejándole el esférico Ana Huerta, quien de primera fue al arco y puso la pelota por el único resquicio donde podía colarse. El marcador se igualaba con poco tiempo por delante.

Lejos de caerse anímicamente, las Águilas respondieron de inmediato exactamente por la misma vía que las Cementeras les hicieron daño. Vino un tiro de esquina al corazón del área que Daniela Espinosa ganó por aire para rematar un tanto machucado, pero con la colocación necesaria para que la bola se encontrara con la red. Las de Coapa recuperaban la ventaja y ya no la dejaron ir.

América Femenil se reencontró con la victoria, la mala racha llegó a su fin y se llevó el Clásico Joven de la Liga Femenil.