Los hinchas de las Águilas del América lo recuerdan perfectamente. Aquel equipo que dirigía Manuel Lapuente y que en la portería tenía a Adolfo Ríos, dio vuelta un 2 a 0 en la final con Necaxa y, de esa manera, cortó con 13 años sin títulos para el Azulcrema. Y quien también lo mantiene presente, es el exguardameta mencionado, que reveló detalles de cómo fue ese proceso.

+ VER AQUÍ TRANSMISIÓN EN VIVO DE MÉXICO VS. EL SALVADOR POR AZTECA DEPORTES

“Ese torneo era gol de oro, tuvimos esa bendición, con el gol del Misionero Castillo, de coronarnos. La verdad que fue una cosa irreal, ver a la gente de América cómo gritaba, cómo brincaba, el estadio (Azteca) temblaba con la emoción de ese campeonato después de 13 años de estar en sequía. Fue una liberación y fue una bendición para nosotros”, comentó el Arquero de Cristo, en una plática que mantuvo con Mediotiempo.

 

Siguiendo con el tema, Adolfo Ríos, además, agregó que la falta de campeonato fue lo primero que le mencionaron en su arribo a las Águilas del América: “Desde que llegué el primer torneo, la primera pregunta que me hicieron fue: Adolfo, ¿qué opinas de que llevas 11 años sin ser campeón? Yo dije: ¿11 años?, si apenas acabo de llegar".

 

Asimismo, resaltó lo importante de aquel logro en el Torneo de Verano del 2002 con los Millonetas, para su carrera: "La cuestión es lo que representa estar en un equipo de esa magnitud y la alegría que se tiene de ser campeón. Eso es lo que se aspira en todo momento, llegar a ser el mejor es una sensación diferente”.

 

 

El paso de Adolfo Ríos por el Club América

Adolfo Ríos llegó a las Águilas del América con 33 años en 1999 procedente del Necaxa, club con el que semanas antes de arribar había sido campeón de la Copa de Campeones. Aquel proceso en su carrera se extendió hasta el 2004. En total jugó 199 partidos y logró dos títulos, uno fue el Torneo de Verano del 2002 y el otro la Copa de Gigantes de la Concacaf 2021.