América se metió la noche de este viernes a la cancha del Estadio Cuauhtémoc en Puebla y empató a un gol con La Franja en un partido que estuvo marcado para los azulcremas por las expulsiones que sufrieron tanto Santiago Solari como Roger Martínez en el primer tiempo del encuentro.

En líneas generales, el duelo ofreció poco a la tribuna, misma que en su mayoría se pintó de azulcrema y como suele suceder en muchas de las plazas donde las Águilas se presentan, la pasión se desbordó al grado de que los aficionados hicieron de todo para poder estar cerca de sus ídolos, lo que se reflejó al final en una invasión de cancha.

 

Tan pronto como el árbitro decretó el término del partido y los jugadores comenzaron a caminar con rumbo a los vestidores, algunos hinchas saltaron desde las tribunas hacia el campo para correr a toda velocidad en busca de alcanzar a los jugadores, Guillermo Ochoa uno de ellos y de los más solicitados.

La seguridad privada del inmueble de inmediato se activó y empezó a interceptar a los invasores, uno de ellos se dirigía justamente hacia el arquero americanista, quien, al percatarse de la situación, decidió intervenir para ayudar al aficionado. Memo abrazó a su seguidor y lo liberó del elemento de seguridad.

 

 

Los aplausos de los que se percataron de la situación no tardaron en llegar, por lo que el arquero abandonó el campo con la ovación de la gente por su gesto.