El debut de América en el torneo Clausura 2022 de la Liga MX llegó esta noche en Puebla. Las Águilas se metieron a la cancha del Estadio Cuauhtémoc con una dualidad de realidades; por un lado la de siempre, la que le exige ganar y ser protagonista en cualquier cancha que pise, pero por otro lado, con numerosas bajas y sin refuerzos.

Pese a todo, el certamen arrancó de manera inmejorable para los de Coapa. 10 segundos después del silbatazo inicial se pusieron al frente en el marcador. Jordan Silva tiró un trazo largo que la zaga camotera no pudo rechazar y el balón le llegó a Salvador Reyes, quien un tanto descompuesto, definió cruzado y mandó a guardar el balón. ¡Gol de América! El gol más rápido en la historia de los torneos cortos lo firmaron los Millonetas.

 

Las buenas noticias no duraron mucho para el ave. En un abrir y cerrar de ojos aparecieron dos tarjetas rojas que sacudieron a los azulcremas, la primera de ellas para el técnico Santiago Solari, quien, en una faceta desconocida, entró a la cancha lleno de furia para reclamar una decisión arbitral de Óscar Macías sobre Roger Martínez.

Justamente el delantero colombiano que había sido amonestado cuando expulsaron a Solari, concedió una segunda tarjeta amarilla por una entrada sobre Segovia en una zona del campo poco comprometedora del campo. Macías tardó, pero le mostró el cartón preventivo al Tanque y lo mandó pronto a las regaderas.

 

 

Por si no fuera suficiente castigo para América, poco antes de que viniera el medio tiempo, un deficiente trabajo defensivo de Jorge Sánchez y Jesús López derivó en una pelota que dentro del área le quedo a Maximiliano Araujo, quien a quemarropa fusiló a Guillermo Ochoa para decretar el empate.

Durante el complemento, América resistió los embates de Puebla y por momentos logró maniatarlos, aunque en ofensiva era muy poco lo que generaban pese a que conforme el juego se hacía viejo empezaron a adelantar un tanto las líneas al grado de pasar un poco más de tiempo en territorio rival.

Cerca de la recta final, las Águilas coquetearon con el tanto de la victoria. Luis Fuentes se agregó al ataque, se sacó de encima a su marcador y sirvió a un Henry Martín que dentro del área hizo de poste para habilitar a Salvador Reyes, quien tuvo la mesa servida para convertirse en el héroe de la noche, pero voló increíblemente su remate.