América Femenil rompió esta tarde el mercado de transferencias en la Liga MX al anunciar a Alison González como su nueva jugadora y las cosas no quedarán ahí, ya que vendrán más contrataciones de las azulcremas que darán mucho de que hablar, sobre todo en el caso de la delantera Katty Martínez, otra de las grandes figuras de nuestro país.

La situación de las azulcremas bien podría contrastar con lo que sucede en estos momentos en el primer equipo varonil, en donde las contrataciones no se han dado en grandes cantidades y están lejos de ser las llamadas bombas que en años pasados lograron concretar para fortalecer a su equipo; sin embargo, esto tiene una razón de peso.

 

Actualmente en México, la gran mayoría de las futbolistas no tienen un valor económico, es decir, no cuentan con una carta que los clubes que busquen adquirir sus servicios tengan que pagar, por lo que las negociaciones se centran directamente en temas salariales, premios, bonos, entre otros aspectos.

Esto marca un diferencial importante en el sentido de que los presupuestos asignados para contrataciones son administrados de forma distinta toda vez que, en el caso de los refuerzos para el equipo varonil, si no se trata de un jugador libre, se tiene que pagar por el fichaje o una cláusula de rescisión que libere al futbolista, además de los puntos ya mencionados con las jugadoras.

 

 

Dicho esto, en América Femenil están listos para darle la bienvenida a más refuerzos que apuntalen su plantel para convertirse en contendientes al título del Clausura 2022, mientras que en el equipo varonil harán lo posible para sumar al extremo derecho que les falta y esperar si se da alguna otra negociación por los jugadores que tiene.