Raúl Jiménez, futbolista que actualmente pertenece al Wolves, ya tenía todo el apoyo de los aficionados de las Águilas del América por su exitoso paso entre su formación en las Fuerzas Básicas y su transferencia al Atlético de Madrid a mediados del año 2014.

Y tras su lesión frente al Arsenal en un juego correspondiente a la Premier League en noviembre último, el ex azulcrema adquirió la empatía de todo México que quería, primero, que superara la fractura en su cráneo y, segundo, volver a verlo jugar de manera profesional.

 

Ese momento llegó este sábado 17 de julio, en un cotejo amistoso que se llevó a cabo en el Gresty Road de Cheshire (un condado al noroeste de Inglaterra) entre el Wolves y el Crewe Alexandra, en el que Raúl Jiménez participó de 34 minutos.

Pero esa no es la única buena noticia para el delantero de 30 años, porque Gerardo Martino, entrenador de la Selección de México, dijo, en la conferencia de prensa previa al encuentro con El Salvador por la tercera jornada del Grupo A de la Copa Oro de la Concacaf, que piensa tenerlo en cuenta nuevamente en un futuro.

 

 

"Estamos al tanto, tomamos contacto con Raúl. Estamos felices por él, por su vuelta al futbol, este es el primer paso para después tenerlo con nosotros. Estamos muy contentos porque ha pasado mucho tiempo, la lesión fue de mucha gravedad, es lo que esperábamos para poder contar con él en las eliminatorias en unos meses”, señaló el argentino.