América se quedó muy cerca de fichar a uno de los mejores jugadores que pasaron por Pumas y el trató no se cerró por una razón en particular que poco tiene que ver con los colores y el sentido de pertenencia: el dinero. El salario alejó a un referente universitario de los campos de Coapa en lo que pudo ser un fichaje histórico.

Formado en la cantera auriazul, este fino mediocampista de paso por la Selección Mexicana y el futbol de Europa fue objeto de deseo en las oficinas cremas, por lo que no dudaron en sentarse a platicar con él, hacerle una propuesta, escuchar sus pretensiones y finalmente, tomar una decisión tajante.

 

Se trata de Manuel Negrete, autor de uno de los goles más espectaculares en la historia de los mundiales con una tijera memorable en la Copa del Mundo de México 1986 y que militó en equipos como Sporting de Lisboa y Sporting de Gijón, razones por las cuales quería ganar como los extranjeros mejores pagados en el Nido.

Según lo publicado por el periodista Francisco Arredondo en su columna del portal mediotiempo, Manolo Negrete solicitó en su momento que su salario no fuera como el de los jugadores mexicanos de la plantilla, sino equiparable a los que entonces percibían los extranjeros mejor pagados de la institución.

“El América me buscó, pero en las cuestiones económicas no se llegó a un buen acuerdo. Te querían pagar como les pagaban a los mexicanos y no como a los extranjeros. Yo les decía 'páguenme como a cualquier extranjero que cobraban bien', no llegamos a un acuerdo”, rememoró recientemente el ex jugador.

De tal forma, América estuvo cerca de hacerse de los servicios de uno de los referentes universitarios como en su momento pasó con Enrique Borja y Hugo Sánchez, pero el dinero fue el principal impedimento para que esto sucediera.