Una cara desconocida de Santiago Solari fue la que se vio la noche de este viernes en el empate de América ante Puebla en la cancha del Estadio Cuauhtémoc por la primera jornada del torneo Clausura 2022 de la Liga MX. El Indiecito explotó contra el silbante Óscar Mejía, entró al campo a recriminarle sus decisiones de manera airada y vio la tarjeta roja.

Al respecto, el auxiliar del Indiecito, Gilberto Adame, apuntó fuerte al señalar que es un mito que a las Águilas se les favorezca en cuestiones arbitrales, esto al tiempo de afirmar que Solari es un caballero y defendió a Roger Martínez toda vez que previo a la acción donde el estratega se fue expulsado, hubo un codazo sobre el colombiano que no fue sancionado con tarjeta.

 

“La verdad es un mito eso de que al América le ayuda el arbitraje. Prueba de eso es lo que vivimos hoy, fue evidente la situación en la que nos vimos afectados en el primer tiempo y tuvimos que trabajar por mucho tiempo con 10 hombres. El Míster Solari es un caballero en toda la extensión de la palabra. Roger (Martínez) recibe 10 o 12 patadas por partido, expresó.

Por otra parte, Adame compartió su deseo de que este torneo la constante sea mostrar carácter en la cancha y no las bajas por Covid-19. Además, confesó que es necesario que el plantel se refuerce en algunas posiciones, aunque eso no es pretexto para que saquen buenos resultados en este arranque de torneo.

 

 

“Esperamos que la constante sea mostrar lo que el equipo mostró hoy. Sabemos de la capacidad que tienen los jugadores, es lo que tenemos; lo ideal sería apuntalar un par de posiciones, pero la realidad es esta, este equipo no tiene pretextos y tenemos que afrontar los encuentros con la seriedad que el club demanda, dijo.

Finalmente, Gilberto consideró que el empate fue positivo por las circunstancias bajo las cuales se dio, además de las complicaciones previas que tuvieron relacionadas a jugadores lesionados y otros más contagiados de coronavirus, como lo fueron Federico Viñas, Emanuel Aguilera y Fernando Madrigal.

“Sin lugar a dudas es así. Enfrentamos a un gran rival, que es muy intenso y suele hacer valer su condición de local. El punto sigue siendo bueno por las circunstancias del partido, lesiones y jugadores que tenemos con Covid. Es un punto que nos viene bien y nos pudimos llevar los tres puntos pese a haber estado con un hombre menos, cerró.