América tuvo una gran Libertadores en el año 2000 y estuvo cerca de eliminar a Boca.
LIGA MX 105 ANIVERSARIO

105 aniversario Club América: Una Copa Libertadores inolvidable bajo el mando de Alfredo Tena

Alfredo Tena quería ganar el máximo torneo de clubes a nivel continental y recordó como la baja de Cuauhtémoc Blanco afectó en la visita a Boca Juniors.

Bolavip

América tuvo una gran Libertadores en el año 2000 y estuvo cerca de eliminar a Boca.

América tuvo una gran Libertadores en el año 2000 y estuvo cerca de eliminar a Boca. (Foto: Getty Images)

A América le quedó una asignatura pendiente en sus 105 años de historia. Los azulcremas participaron en repetidas ocasiones en la Copa Libertadores y su máxima instancia fue la de Semifinales, en donde cayeron ante equipos como Sao Catano, Liga Deportiva Universitaria y Boca Juniors, rival ante el cual sostuvieron su serie más emotiva.

La edición del año 2000 en el certamen internacional es recordada por las goleadas y gestas de los cremas. Una goleada de 8-2 a Olimpia, una visita caliente a América de Cali y otros juegos más fueron los que marcaron este certamen en donde Alfredo Tena era el director técnico y quería hacer todo lo que estuviera en sus manos para ganarla, tal como compartió a Águilas Monumental.

“Fue una etapa muy buena. Llegué al equipo y la verdad que puse el ojo en la Copa Libertadores porque es un torneo que no se ha ganado y sentía que teníamos un equipo muy fuerte para poder pelearle a cualquier rival. El problema era que se jugaba a media semana y había que jugar los domingos; platiqué con mis auxiliares y con el preparador físico, le dije que quería al equipo bien a media semana, si el domingo ganábamos o perdíamos, no me interesaba tanto, quería la Libertadores. Todas las decisiones las hicimos para jugar bien los miércoles en la Libertadores e hicimos unos partidazos, le ganamos a Corinthians, Olimpia a la Liga Deportiva Universitaria; en Cuartos de Final le ganamos a América de Cali, un equipo muy fuerte; fuimos a La Paz con 3 mil 600 metros y le ganamos a Bolivar; con Boca Juniors estuvimos a nada de poder ganar. Hicimos un campeonato muy bueno, con grandes goleadas, jugando a un nivel realmente bueno en calidad y bueno en espectáculo, porque los otros equipos venían a ganar también y se armaban partidos de ida y vuelta muy interesantes. Estuvimos a nada de poder ir a la Final y poder dar un campanazo, desgraciadamente no pudimos en el partido de vuelta con Boca y quedamos eliminados. Fue una gran frustración para nosotros, habíamos puesto todas las canicas para ganar la Libertadores, contó.

20 minutos de pesadilla en La Bombonera le costaron la eliminación a unas Águilas que estuvieron cerca de levantarse de un 4-1 adverso, pero no lo consiguieron. Dentro de esto, hay una anécdota contada por Tena en donde reveló lo sucedido con Cuauhtémoc Blanco y la lesión que lo marginó de ese partido, así como el relevo inesperado que tuvo que usar.

“Hay buenas anécdotas ahí. Cuando jugamos en La Paz contra Bolivar, ya estando por finalizar el partido, Cuauhtémoc (Blanco) hizo una jugada con el marcador 4-0 global en la que se fue encima del portero, lo quiso driblar y él le pegó una patada en la rodilla que se le inflamó. Acabó el partido 4-1 global y de ahí nos fuimos a Argentina, el partido había sido miércoles y teníamos que jugar una semana después en Buenos Aires contra Boca. Cuauhtémoc no entrenaba, tenía la rodilla inflamada; yo hablaba con él todos los días y me decía que estaba mejor. Un día antes de jugar en Buenos Aires me dijo: ‘estoy bien, puedo jugar’, entonces medio entrenamos ligero y lo pusimos en la alineación. 20 minutos antes de empezar el partido me dijo: ‘no puedo’. Salieron a calentar, de pronto entra al vestidor y me dice: ‘Alfredo, no puedo jugar, se me traba’. Puse a calentar a Marcelo de Faria, que estaba comiendo pepitas en el vestidor y le dije que iba a jugar”, relató.

La baja de Blanco tuvo un impacto negativo muy fuerte para los Millonetas y no hubo un recambio preparado en caso de que él no pudiera jugar. Al final, Marcelo de Faria fue recargado hacia la derecha y padeció mucho al Vasco Arruabarena, quien en los duelos individuales en defensa y ataque siempre lo superó.

 

“Fue un golpe anímico muy fuerte para los jugadores. Cuauhtémoc era el líder en ese momento como el Mío Cid y te dice que no puede jugar, para los muchachos fue un golpe fuerte. A Marcelo lo agarraron totalmente frío, yo no quise que calentara al mismo tiempo que el resto de los jugadores porque quería que sintieran que Cuauhtémoc iba a jugar. Él estaba en un momento espectacular en ese momento y el golpe anímico que nos dio, sumado a que Marcelo tenía que jugar por la derecha, nos hicieron pedazos. El Vasco Arruabarena fue mucho para Marcelo, no pudo con él. Fueron 20 minutos totalmente desconcertantes. En el segundo tiempo mejoramos, hicimos un gol y casi hacemos el segundo. Con el 4-2 nos hubiéramos venido con más posibilidades. Fueron 20 minutos en La Bombonera muy malos, nos agarraron sin estar bien preparados con el suplente de Cuauhtémoc, recordó Tena.

Al final, esa Copa Libertadores vive en el recuerdo de un americanismo que espera que en cualquier momento las Águilas puedan volver a este torneo junto con el futbol mexicano.

Temas


Lee También

Comentarios

¿Para qué está el América en el segundo semestre del 2021?

Ganar el Apertura 2021
Ganar la Concachampions
Los dos
Ninguno

Suscríbete a nuestras noticias