Alfredo Tena terminó su etapa en América como director de fuerzas básicas hace poco más de un año. La determinación de la directiva encabezada por Santiago Baños por buscar una nueva forma de trabajo en las divisiones inferiores llevó a la decisión de que el Capitán Furia terminara su contrato y no lo renovara en Coapa.

Lejos de lamentarse por lo sucedido, el referente histórico de las Águilas empleó su tiempo de forma sumamente productiva. Sin pensarlo se decidió a tomar las maletas y se fue a España para hacer una maestría en dirección de futbol dentro de la Universidad de Real Madrid, hecho que compartió en la plática con Águilas Monumental.

 

Cuando empecé, Baños me dijo que quería probar otras metodologías, terminó mi contrato y me fui. En ese momento yo aún estaba en el club y ya había oído hablar de la Universidad de Real Madrid en España. Llegué a mi casa, pedí informes para hace una maestría en dirección de futbol, me aceptaron de inmediato y me fui a España a hacer la maestría, mencionó.

Al momento de entrar en detalles sobre la composición de la maestría realizada, Tena expuso algunos de los aspectos aprendidos, mismos que fueron desde la dirección técnica, gestión de la oficina de scouting para el análisis de perfiles de jugadores aplicables a un club, dirección deportiva, además de reforzar los conocimientos adquiridos en tantos años al frente de las divisiones inferiores americanistas.

 

 

Dirección de futbol abarca todo. Desde que tú manejas el equipo y seas lo responsable en cuanto a lo directivo, pasando por el director técnico. El director deportivo debe de crear el estilo de acuerdo a la identidad que tiene el equipo. Dentro de las practicas nosotros teníamos que hacer un estilo de juego de algún equipo que supuestamente íbamos a dirigir, dentro de eso está el como armas ese estilo de juego, como lo echas a andar, que sistema vas a poner y por qué, como recuperas la pelota, que haces cuando la tienes. Vimos dirección de futbol, dirección técnica, la oficina de inteligencia deportiva para saber manejarla porque hoy en día se maneja el big data en donde tienes que localizar a jugadores que pueden venir a tu club a un costo menor porque ahora los grandes jugadores están impagables ya. La oficina de inteligencia deportiva tiene que ver grandes jugadores a menor costo, saber manejar la oficina y el scouting para que no te vendan espejitos, tienes que saber quien es quien, si es apto para tu equipo, si tiene el perfil del puesto donde lo necesitas, si tiene el temperamento necesario para jugar en el club, si es de una familia educada, si le gusta tomar o no. También vi fuerzas básicas, que ya lo había visto; eso no fue una maestría para mí porque yo tenía seis años de dirigir fuerzas básicas y sé los procesos que se tienen que hacer, explicó.

Pese a lo provechosa que resultó la experiencia, para Alfredo no fue todo sencillo. Cabe recordar que el año pasado se vivieron momentos complicados a nivel mundial por la pandemia de Covid-19. Esto implicó para Tena desde problemas para trasladarse por diferentes regiones de España hasta contagiarse de coronavirus.

 

“Fue una maestría bastante completa. Dentro de eso estás en Europa y ves futbol europeo, aunque había Pandemia, pero estando cerca localizas mucho mejor muchos partidos. Fue muy provechosa, no tanto porque nos fuimos a época de pandemia, pero eso no obstaculizó, yo agarré mis cosas y me fui con pandemia. A veces la sufrimos porque había cortes entre estados, de Castilla no podías pasar a Madrid. Tuvimos que tramitar en la escuela que nos dejaran pasar por los estados, por toda España. Me dio Covid en noviembre estando allá. Me la tuve que rifar con todo y lo que la pandemia representaba”, apuntó.

LISTO PARA VOLVER

Luego de un año de aprendizaje, Alfredo Tena está listo para volver a trabajar y al consultarle sobre donde preferiría desempeñarse ahora que ha adquirido conocimientos para ir más allá del banquillo o las fuerzas básicas, se dijo con ganas de trabajar en cualquier área ya que todas son de su agrado.

Todo me gusta. Me gusta la dirección técnica, está un poco más complicado por estos torneos cortos, presionan mucho al entrenador y obviamente al directivo; tres partidos malos y ya te están cuestionando y es difícil. Me gusta mucho fuerzas básicas, dirigiendo a todos los entrenadores me gusta mucho porque hacemos cursos, preguntamos, debatimos y entre todos sacamos muchas conclusiones buenas, creo que el trabajo en fuerzas básicas lo hemos hecho bien y podemos hacerlo mejor. También esto del scouteo es muy interesante; de la dirección deportiva nunca he sido, pero ha de ser muy interesante porque manejas al club en lo deportivo desde el primer equipo hasta la escuelita del futbol, creas el estilo del club, la metodología que tienes que usar para que ese sistema funcione, le das capacitación a los entrenadores, tienes metodólogos de la preparación física. Ya veremos que sale. Yo tengo el mejor promotor que es Jesucristo y él sabe cuando y a que hora me pone a trabajar”, compartió.

¿VOLVERÍA A AMÉRICA?

Dada su posición como referente histórico de América, es inevitable consultar sobre su deseo de tener una nueva etapa en la institución, y aunque reconoce que es algo que le gustaría, tampoco se cierra las puertas de otros clubes en caso de que no haya oportunidad de estar con las Águilas en la Liga MX.

Sí me gustaría, pero no depende de mí y al no depender de mí yo no me voy a cansar ni a frustrar si no voy a América. Hay vida en otros lados que no sea en América, me ha ido bien en otros lados, nunca me he quedado estancado por no estar en América, estuve en equipos fortísimos como Santos, Pachuca, León, en Espanyol de Barcelona dos años gracias a que en ese momento me acababan de dar las gracias en América y a los tres meses llegó Javier Aguirre para llevarme con él. El futbol te lleva a donde tienes que ir, no tienes que estar presionado por ir a algún lado. Estoy abierto a ir a cualquier lado y en algún puesto donde creo que puedo rendir”, terminó.