Las Águilas del América y Santos Laguna tuvieron sus acuerdos en el Futbol de Estufa previo al inicio del Torneo Grita México Clausura 2022 de la Liga MX. Y aunque lograron estrecharse la mano para efectuar el intercambio de jugadores, eso no quiere decir que no hayan existido problemas entre los miembros de las directivas.

+ TODOS LOS MOVIMIENTOS RUMBO AL CLAUSURA 2022 +

 

 

Primero, a días de haber comenzado las vacaciones para el plantel de Santiago Solari, Diego Valdés se quitó la playera blanca y verde para calzarse la azulcrema. El volante chileno, antes de Navidad, se dio una vuelta por las instalaciones del complejo de entrenamientos ubicado en el barrio de Coapa, para firmar un contrato que lo ligará con el Nido por las siguientes tres temporadas.

 

Y segundo, Leonardo Suárez. El delantero argentino era uno de los casos en los que más atención posaron los altos mandos de las Águilas del América. Ya con la confirmación de que el Indiecito no lo iba a tener en cuenta para el Torneo Grita México C22 de la Liga MX, Santiago Baños se las rebuscó para encontrarle lugar en Santos Laguna.

¿Pero qué pasó entonces? De acuerdo a El Francotirador del periódico RÉCORD, hubo algunos chispazos que se generaron por un reclamo del elenco de Torreón, cuando se dieron cuenta que el atacante albiceleste llegó con algunos inconvenientes físicos, los mismos que lo apartaron de la competición en los últimos tres meses del 2021. Vale recordar que se debió someter a una intervención quirúrgica por una molestia en uno de sus tobillos.

 

 

Cuando eso sucedió, la respuesta habría sido que Diego Valdés arribó en condiciones idénticas, pues el actual '10' de los Millonetas todavía padece dolencias físicas sufridas en el choque contra Tigres por los cuartos de final de la Fiesta Grande del Torneo Apertura. Por tal razón, no pudo estar en la primera jornada del Clausura 2022. Es más, si el choque con Mazatlán no se hubiera postergado, tampoco hubiese podido debutar contra los de Sinaloa.