América finalmente anunció a su primer fichaje de cara al torneo Clausura 2022 y Diego Valdés es ya su nuevo mediocampista para tratar de nutrir a la plantilla con la que intentarán recuperar el protagonismo de la Liga MX como contendientes directos al título toda vez que en sus últimas tres participaciones se quedaron en Cuartos de Final.

 

 

Por si misma, la contratación de Valdés parece un acierto de la directiva por las condiciones probadas del jugador en el futbol mexicano; buena técnica individual, visión de campo, liderazgo en el terreno de juego y un gran golpeo de media distancia parecen argumentos suficientes para darle el visto bueno; sin embargo, más allá de los aspectos propios del juego, hay algo que en el americanismo ha llamado la atención.

 

Guardando todas las proporciones de lo que representan una y otra figura, existen similitudes entre el ya mencionado Valdés y Carlos Reinoso, el considerado mejor jugador que ha vestido la camiseta de las Águilas que han sido consideradas por aficionados en diferentes espacios, particularmente la de su equipo de formación.

Audax Italiano es el equipo que vio nacer a ambas figuras. En el caso del Maestro Reinoso, lo debutó en el año de 1964, y aunque no ganó títulos con este equipo, derrochó talento por las canchas al grado de ser pretendido por Santos de Brasil antes de que América apareciera en su camino para convencerlo de venir a México e iniciar un romance que hasta la fecha vive intensamente.

 

Encuesta ¿Estás conforme con la llegada de Diego Valdés?

¿Estás conforme con la llegada de Diego Valdés?

No

YA VOTARON 226 PERSONAS

 

Por el lado de Valdés, hizo el proceso como profesional desde el equipo B de Audax y hasta la Primera División chilena. Sus condiciones fueron tales que desde un inicio fue considerado para procesos de selecciones menores de La Roja, camiseta que en la actualidad defiende todavía gracias al buen nivel con el que se ha mantenido.

Tanto Reinoso como Valdés tuvieron en el futbol mexicano su primera experiencia fuera de su país; Carlos se quedó para siempre toda vez que vistió las camisetas de América y Neza para posteriormente iniciar una larga trayectoria como entrenador.

 

Por su parte, Valdés emigró a Morelia, posteriormente a Santos y ahora es nuevo jugador de los Millonetas con un contrato que lo vincula por al menos tres años con la institución, su tercera en nuestro país y cuarta como futbolista profesional.

En lo futbolístico, los dos encontraron en el medio campo su hábitat natural, presumen una pegada poderosa y la capacidad para mover los hilos de un equipo. Todo eso en conjunto, hace que el americanismo se ilusione con ver a un nuevo crack chileno en sus filas surgido de Audax Italiano, como pasó con Carlos Reinoso.