América regresó a casa esta noche. El Estadio Azteca recibió a unas Águilas que llegaron con altos vuelos en el liderato general de la competencia, pero todavía sin el boleto directo a la Liguilla, es por eso que buscarían hacer valer su condición de local ante unos Santos urgidos de puntos para no soltar la zona de repechaje.

A diferencia del pasado fin de semana, Santiago Solari mandó una alineación con mayor entendimiento con respecto a lo que presentó en San Luis. Pedro Aquino, Richard Sánchez y Roger Martínez volvieron a la titularidad, mientras que Salvador Reyes hizo lo propio en lugar del lesionado Mauro Lainez.

 

Sin ser ampliamente superior, el equipo azulcrema intentó tomar el protagonismo del juego. Sebastián Córdova fue el que buscó una jugada distinta con un disparo de media distancia que se fue por encima del arco de Gibran Lajud. Ese intento fue de las pocas emociones que entregó una primera mitad en la que los Millonetas no lograban abrir a un equipo lagunero que buscaba desdoblar a velocidad y hacer daño en contraataques.

El complemento trajo consigo sensaciones encontradas para América. Por una parte, la amargura de perder a Bruno Valdez por lesión. El paraguayo buscó rematar una pelota en el corazón del área, no lo logró y al caer, se resintió de la rodilla que hace más de un año se había lesionado. El guaraní abandonó la cancha de forma inmediata con lagrimas en los ojos por la frustración del momento.

 

 

Dentro de todo, los Millonetas hacían más por encontrar el gol. Salvador Reyes encontraba espacios por izquierda y mandó un par de centros peligrosos, el segundo de ellos a segundo poste, justo a donde Álvaro Fidalgo cerró la pinza con un remate de cabeza picado que dejó sin posibilidades a Lajud. ¡Gol de América!

Parecía que los de Coapa en ese momento encontrarían la tranquilidad para manejar el resto del partido, pero no contaban con un error en defensa del propio Chava Reyes. En un tiro de esquina, la zaga americanista rechazó, pero en el rebote la pelota volvió al área y después de un pique en el césped, pegó en la mano del lateral. Marco Ortiz no dudó en señalar la pena máxima, misma que Fernando Gorriarán se encargó de hacer valida. El marcador se igualaba y el cierre prometía emociones.

Para los minutos finales, América se quedó con superioridad numérica. Una plancha de Diego Valdés sobre Miguel Layún fue sancionada con tarjeta roja directa. El chileno dejaba con 10 a los Guerreros con poco más de 15 minutos en el reloj. Parecía el escenario ideal para que las Águilas se fueran con todo en busca del tanto del triunfo.

Cerca del final vino la aparición de uno de los jugadores más criticados en las últimas semanas. Sebastián Córdova, que no había tenido una noche destacada, le dio el triunfo a América con un remate al estilo de un centro delantero del área. El 10 crema picó un testarazo que fue a dar pegado al palo derecho de Lajud y hacía explotar al Coloso de Santa Úrsula.

Esa acción fue suficiente para que los azulcremas se echaran a la bolsa tres puntos más y mantuvieran un vuelo franco y pleno a la Liguilla del Apertura 2021.