América tuvo movimientos puntuales en lo que va de este mercado de verano, mismo que apunta a no tener más operaciones en caso de que ningún club llegue con el dinero en la mano para llevarse a uno de los extranjeros de la plantilla, por lo que en ese sentido, la mayoría de las operaciones del club fueron salidas, las cuales si se analizan tienen una razón estadística incuestionable.

Los futbolistas de los que las Águilas decidió prescindir son justamente los que menos jugaron a lo largo del semestre incluido el torneo Guard1anes 2021 así como las series de Octavos de Final y Cuartos de Final de la Concacaf Liga de Campeones. Son siete jugadores que no lograron llenar el ojo de Santiago Solari ni siquiera como revulsivos, por lo que en la planeación del plantel para el Apertura 2021 se determinó no contar más con ellos.

 

La lista la encabeza Giovani dos Santos. El ex seleccionado mexicano generó muchas expectativas a su llegada a Coapa, pero nunca cumplió con lo que de él se esperaba ya sea por lesiones o inconsistencia, muestra de ello fue que en su último semestre nada más jugó 277 minutos y marcó un gol, por lo que no hubo argumentos para considerar su renovación de contrato.

Debajo de Gio vienen tres jugadores que superaron los 100 minutos de juego, pero no llegaron ni siquiera a los 180, que se traduce en dos juegos enteros. Emilio Sánchez sumó 164 minutos, Ramón Juárez 162 minutos y Bryan Colula 139 minutos. Hoy los tres ya están fuera de América e intentarán encontrar mayor continuidad en sus nuevos equipos.

Finalmente vienen los dos hombres que menos jugaron. Sergio Díaz y Alonso Escoboza se despidieron con 81 y 80 minutos respectivamente en la temporada. De hecho, en el caso de Díaz se convirtió en el único extranjero en abandonar la institución, mientras que Escoboza espera saber donde jugará, aunque es Necaxa el que más interesado se ha mostrado en sus servicios y ya lo habría sumado a sus filas.

Con esto, las bajas que tuvo América fueron deportivamente justificables y con esto, apuntan a tener un plantel menos amplio, pero con más calidad.