Santiago Naveda es la última gran promesa surgida de las divisiones inferiores de América. A principios de este año, Santiago Solari confió en él para debutar en Liga con el primer equipo y desde ese entonces, los minutos para él ya sea como titular o suplente se volvieron una constante en la media cancha azulcrema.

La competencia entre Naveda y Pedro Aquino tomó fuerza a inicios del torneo Grita México Apertura 2021, incluso ante la baja de juego del peruano las primeras dos jornadas, el Indiecito no se la pensó para darle la oportunidad a Santi para ir como titular y mandar al banquillo a La Roca; sin embargo, justo en ese compromiso frente a Puebla de la jornada 3, vino la lesión en el tobillo que lo mandó al quirófano y lo dejó fuera de actividad durante el resto de la campaña.

 

Hoy, el joven americanista se encuentra completamente recuperado y jugó ya en los partidos amistosos de los azulcremas en medio de la pausa por la Fecha FIFA, por lo que el Indiecito no tiene dudas de que es él quien puede resolver la encrucijada que se le ha presentado con las bajas de Pedro Aquino y Mario Osuna.

Desde que Santiago Solari lo debutó, Naveda registró un total de 917 minutos, de los cuales, 807 fueron en el torneo Guard1anes 2021, donde, dicho sea de paso, jugó en las 17 jornadas. En la Liguilla de dicha campaña registró otros 73 minutos al participar en los dos juegos de Cuartos de Final en contra de Pachuca.

 

 

Hasta antes de su lesión, Santiago había participado en 73 minutos, lo que es reflejo de la confianza que se ganó por parte del director técnico. Ya a su regreso, empezó a tener participación con la categoría Sub-20, ahí jugó 66 minutos divididos en dos cotejos que le sirvieron para empezar a recuperar ritmo y retomar sensaciones de juego.

El momento parece inmejorable para que Santiago Naveda demuestre que tiene los argumentos suficientes para adueñarse de la contención americanista. La confianza de Santiago Solari es un aliciente para que salga a la cancha a hacer el trabajo que antes ha realizado y con ello, ser un hombre importante para América en la búsqueda de un nuevo título de Liga.